Atención al Cliente (+34) 968 01 02 20

Bienvenido a embarazobebe.com

Colchones Bebé

En embarazobebe.com podrás encontrar una gran selección de los mejores colchones para tu bebé, colchones para minicuna de alta calidad para que el más pequeño o pequeña de la casa obtenga el mejor descanso y el más reparador, tan importante a la hora de un correcto crecimiento. Con embarazobebe.com encontrarás la confianza que otorga una fabricación propia. Somos especialistas en colchones de bebé de diferentes tamaños para la minicunas o cunas, dependiendo del tamaño del bebé.

Con su compra en embarazobebe.com la calidad la tiene garantizada y podrá encontrar una amplia gama de colchones para bebés. Si lo que estás buscando es una firmeza suave-media nuestros colchones viscolásticos para bebés son una gran opción. También contamos con colchones de aloe-vera que poseen una película de micro cápsulas de esta magnífica planta que liberan propiedades tan beneficiosas para el sueño.

En embarazobebe.com cuidamos al detalle las características de cada uno de nuestros colchones. De ahí que también tengas la opción de llevarte un colchón anti muerte súbita o antiahogo, y que cuentan con un dispositivo especial que ha sido diseñado especialmente para prevenirlo.       

Artículos 1 a 9 de 15 totales

por página

Página:
  1. 1
  2. 2

Artículos 1 a 9 de 15 totales

por página

Página:
  1. 1
  2. 2

Elige el mejor colchón para tu bebé en Embarazobebe.com

En embarazobebe.com nos mueve la pasión por la puericultura y el mundo de los bebés, por lo que te asesoramos para que elijas el colchón que mejor se adapte a tus expectativas. Se trata de que el bebé esté lo mejor posible en su cuna o minicuna y ahí el colchón tiene mucho que ver, por lo que ha de cubrir todas las necesidades de descanso de nuestro bebé.

Pero, ¿sabemos cuáles son todos los aspectos que debemos considerar?, ¿qué material es mejor: látex, viscoelástica, espuma, muelles? No por el hecho de que un colchón sea de muelles significa que no tenga calidad, pues el resto de opciones llevan relativamente poco tiempo en el mercado, por lo que podrás encontrarlo también en la selección de embarazobebe.com. ¿Cuáles son los factores que debemos considerar en el momento de elegir el colchón de cuna?: En primer lugar su estructura ha de ser firme y duradera, más aún teniendo en cuenta que los dos primeros años de vida tu bebé se pasará al menos el 50% del tiempo durmiendo, por lo que un colchón con buena base es fundamental; ha de tener una base firme que distribuya de forma uniforme el peso del pequeño. La importancia de este aspecto es clave a la hora de evitar o al menor minimizar el riesgo de que nuestro bebé pueda desarrollar algún tipo de malformación en el desarrollo de su columna vertebral o en su cabecita(plageocefalia).

El control de la temperatura del colchón también es importante que lo tengamos en cuenta. Por eso embarazobebe.com utiliza materiales de alta calidad y totalmente transpirables, aspecto fundamental para que en verano se minimice el impacto del calor; además de que los expertos coinciden en que un colchón con un buen sistema de ventilación, reducirá el riesgo de muerte súbita en el lactante.

Apuntábamos antes la importancia de la transpirabilidad del colchón y otro aspecto a tener en cuenta son precisamente los materiales, que si son antialérgicos mucho mejor. De ahí que lo mejor es optar por fundas o protectores de colchón hipoalergénicos, que también podrás encontrar en embarazobebe.com. Hay de varios tipos aunque las más elegidas por nuestros clientes son las desfundables, por la comodidad que representa el poder quitarla y ponerla en la cuna o minicuna las veces que sean necesarias; ya se sabe que los bebés de corta edad suelen tener pequeños vómitos y generar distintos tipos de manchas.

Para terminar, hemos de tener en cuenta que nuestro colchón se ajuste perfectamente a las medidas de la cuna o minicuna que hayamos elegido con el objetivo de que no exista ningún espacio en el que el pequeño pueda encajar cualquiera de sus extremidades. Así, como máximo la holgura debería ser la mitad del ancho de nuestro dedo y como mínimo lo suficiente para poder arremeter las sábanas.