Atención al Cliente (+34) 968 01 02 38

Bienvenido a embarazobebe.com

Colecho

¿Acabas de tener un bebé y estás barajando la posibilidad de dormir junto a él? Hablamos del colecho, una opción muy personal que ya cuenta con firmes adeptos y defensores de esta práctica. Hemos escuchado hablar de colecho y leído mucha información sobre el concepto pero ¿qué es realmente el colecho? y, sobre todo, ¿cuáles son sus beneficios?

El colecho es una práctica que consiste en que ya sea uno o los dos, los padres duerman con su bebé con el fin de aumentar su bienestar. Pero como todo, este colecho ha de ser seguro y para hablar de colecho seguro embarazobebe.com lo tiene claro: hay que contar con los mejores colchones y las mejores cunas o minicunas para bebés para que el acople que hay que realizar, sea el ideal.  El colecho tiene efectos muy positivos para el bebé, los expertos apuntan a que el bebé se encuentra más tranquilo y el contacto piel con piel con la madre o el padre aumenta, aún más si cabe, el vínculo entre ellos. Otro de los beneficios es que facilita la tomas sobre todo las nocturnas, por la comodidad que representa el tener el bebé al lado del progenitor.¡ Así que sigue leyendo porque en embarazobebe.com estás en el sitio correcto!

El colecho como la oportunidad de estar piel con piel con tu bebé

Está demostrado que cuando un bebé tiene su piel pegada a la de su madre, ambas se regularizan. Si el pequeño tiene frío, la temperatura del pecho de la madre aumenta dos grados para calentarle y si, por el contrario, el bebé está caliente, el pecho de la madre aumentará en al menos un grado su temperatura. Lo llaman el método canguro y sin duda es una de las principales características del colecho.

¿Elegimos una cuna o minicuna colecho?, Embarazobebe.com te aconseja

Con nuestras cunas y minicunas de colecho tendrás toda la tranquilidad que te mereces porque están diseñadas para que puedas dormir con tu bebé de forma 100% segura. Todas ellas incluyen un sistema que se adapta perfectamente a cualquier tipo de cama y ofrecen la opción de colocarse en diferentes alturas. Además desde nuestra web podrás comprar online sábanas, protectores o edredones entre otros accesorios para la cuna en variedad de diseños y colores al mejor precio.

Dormir con el bebé es beneficioso por muchos motivos como la tranquilidad

El contacto de piel con piel no puede sustituirlo nada, a todos nos gusta que nos toquen, nos acaricien y que nuestro bebé pueda sentirnos es altamente beneficioso. De hecho, inmediatamente después de dar a luz aconsejan a la madre que se lo pegue al pecho, y con el colecho esa sensación hermosa puedes hacer que perdure en el tiempo. Da igual si eres la madre o el padre, el llamado método canguro se ha demostrado beneficioso porque los bebés cogen más peso, tienen ritmos cardíacos más estables y están más tranquilos.

El colecho es beneficioso porque los bebés regulan mejor su temperatura

Está demostrado que cuando el bebé está en contacto piel con piel con la madre o el padre, la temperatura del adulto es cambiante según sea la temperatura del bebé. Si el bebé está frío, la temperatura del pecho de la madre aumenta dos grados para calentarle. Si el bebé está caliente, el pecho de la madre baja un grado y a este fenómeno se le llama sincronía termal.

La pauta del sueño del bebé es más regular con el colecho

¿Nadie os ha contado alguna vez que cuando el bebé duerme con sus padres se despierta menos? y es muy lógico porque disminuyen sus factores de preocupación, de ahí que el que nos vea o nos sienta sea del todo importante. Su cerebro le dice algo así como "¡qué demonios haces solo! ¡Llora para que venga alguien, estás en peligro!". Y eso es lo que hace.

Cuando un bebé está cerca de su madre y su padre, es más regular su temperatura, son más estables los niveles hormonales, se estabiliza el ritmo cardíaco y la respiración y funcionan mejor el sistema inmunitario y la producción de encimas (regulan muchos de los procesos del cuerpo). Quizás ésta sea la razón de que los niños que pasan más tiempo en contacto con los padres tengan mejor salud, cojan menos enfermedades y tengan una mejor ganancia de peso.

Colechar con los bebés hace que lloren menos

Si estamos junto a nuestro bebé el llanto no es que desaparezca pero será menos seguido porque nuestra cercanía con el colecho les da seguridad y tranquilidad. Ya sea por hambre, por sueño, por dolor o por cualquier incomodidad, el colecho nos permite esa rapidez necesaria para que las necesidades de nuestro pequeño sean atendidas cuanto antes; y como nos tiene a su lado, todo es mucho más sencillo.

Los niños que duermen con sus padres comen más

Los bebes que duermen con los padres toman pecho por más tiempo o piden más cantidad de tomas de leche precisamente por el factor "recuerdo", ya que al tenernos cerca los bebés recuerdan que estamos ahí, a su lado, y si tienen hambre podrán satisfacer su deseo más rápidamente.

El colecho ayuda a que los bebés descansen mejor

Como tienen el alimento cerca, como sincronizan su respiración con la de los padres y como se sienten seguros, porque sus cuidadores están más cerca, los bebés que colechan con los padres duermen mejor. Esto significa que descansan mejor, por el día tienen más energía, están más activos y en consecuencia se desarrollan mejor.

Dormir con el bebé también es beneficioso para los padres

Los padres también se benefician del contacto directo con sus pequeños. Si ellos están mejor, más tranquilos y seguros, nosotros también lo estaremos de ahí que colechar con nuestros bebés sea altamente beneficioso para nosotros los adultos. 

Está demostrado que cuanto más corto es el despertar, más fácil es volverse a dormir, y esto sucede con los bebés (cuanto más se tarde en atenderle, más llora y más tarda luego en calmarse) y también con los padres, así que es mucho mejor tenerle cerca que no en la cuna o en otra habitación.

Pero, ¿no es peligroso?

Muchos estudios establecen una relación entre colecho y muerte súbita y por eso las recomendaciones son diferentes según el profesional que nos atienda: "No duermas con tu bebé", "Duerme con tu bebé", "No duermas con él nunca", "Duerme con él pero solo si no bebes alcohol", "No duermas con él si es en un sofá", y así la gente al final ya no sabe qué hacer, porque mientras leen estas recomendaciones y tratan de seguirlas los bebés siguen llorando porque quieren y necesitan a su madre al lado, y aún más si están tomando pecho.

En el año 2014 la Asociación Española de Pediatría publicó unas recomendaciones de consenso al respecto en las que afirmaban que la forma más segura de dormir para los lactantes menores de seis meses es en su cuna, boca arriba, cerca de la cama de sus padres. De hecho, existe evidencia científica de que esta práctica disminuye el riesgo de muerte súbita en más del 50%.

Consejos para dormir con tu bebé

1. El bebé SIEMPRE debe dormir boca arriba y no debe ir muy abrigado

2. La manta, sábanas o colchas han de ser ligeras (echa un vistazo a nuestra web)

3. La temperatura de la habitación no ha de ser muy alta.

4. Debemos elegir un colchón firme (evitar los blandos).

Artículos 1 a 9 de 72 totales

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

Artículos 1 a 9 de 72 totales

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3